• SOCIETAT VALENCIANA DE NEUROPSICOLOGÍA

NOTICIA

Inicio | NOTICIA
07-02-2019

El Informe Neuropsicológico

El informe neurospicológico, es la forma de presentar, los resultados obtenido a lo largo de un proceso de evaluación. Es la fórmula de aglutinar e integrar, la interpretación de toda la información obtenida, deduciendo además conclusiones y recomendaciones. Cada informe, será diferente, tanto en formato, como contenido, según la necesidad planteada y el contexto al que vaya dirigido.

  1. LA EVALUACIÓN Y EL INFORME.

El informe debe proceder de una evaluación neuropsicológica, y a la vez tener utilidad, por ello es necesario que se recojan todos los datos y descubrimientos que se han encontrado a lo largo del proceso de valoración.

Además de todo ello, previo a la evaluación, se debe realizar una presentación i entrevista inicial, en la que se informe al paciente o cliente, en que va a consistir y como se va a desarrollar la evaluación. Además, aprovecharemos dicha entrevista para obtener información que nos facilite todo el proceso de la evaluación neurospicológica propiamente dicha. Tanto en la entrevista como en la evaluación, intentaremos adaptarnos a las características de la persona (hablar más despacio, no usar tecnicismos, acompañar de gestos ciertas explicaciones, …). Tampoco hay que olvidar, estar atentos a todo aquello que se desprende a nivel cualitativo del proceso de valoración.

La idea es que el informe sea un documento, práctico, relevante, que perdure en el tiempo, ayudándonos a conocer mejor a la persona evaluada (Tallent, 1993). Ello nos lleva a deducir, que todo informe debe redactarse teniendo en cuenta en fin para el que se crea, ya que la evaluación puede responder a diferentes necesidades y demandas.

  1. CONSIDERACIONES TÉCNICAS.

El informe debe trasmitir de manera eficaz la información, atendiendo a la persona o personas a las que va dirigido. Es por ello, que debe realizarse de manera profesional, objetiva y responsable (nunca se sabe quién acabará leyéndolo).

Si nos centramos en el estilo del informe, se aconsejan los siguientes aspectos:

  • Escribir frases cortas, pero con información útil.

  • Presentar una idea principal por párrafo.

  • Utilizar la última frase de un párrafo para que sirva de giro al siguiente.

  • Evitar la vos pasiva.

  • Evitar mezclar tiempos verbales.

  • Integrar los resultados de secciones previas en secciones posteriores, pero no al revés.

La información que se dé a lo largo del informe, debe ser concisa y precisa para que lleve al menor error posible de interpretación por parte del receptor.

Por otra parte, existen errores comunes relacionados con la interpretación que se realizan sobre los resultados, especialmente si no se tiene un buen conocimiento de las variables psicométricas. Algunos de los más comunes son los que detallamos a continuación:

  • Hay que mantener los estándares dentro del mismo contexto.

  • Dejar claro que es una puntuación baja, y que una alteración.

  • En ocasiones hay que descartar puntuaciones si no encajan, o revaluar dicha función o capacidad mediante otra prueba.

  • No es equivalente, obtener ciertas puntuaciones en un test o escala, con tener un síndrome específico.

Es importante que los informes neurospicológicos, posean una sólida evidencia empírica, que estén apoyados por datos de referencia adecuados, y basados en un conocimiento exacto de la situación actual de la literatura científica sobre la patología de interés” (Del Barrio, 2018).

  1. ASPECTOS ÉTICOS Y PROFESIONALES.

Existen una serie de principios básicos que cualquier profesional de la psicología, y en este caso el neuropsicólogo, debe conocer y respetar, para ejercer adecuadamente la profesión. Los más importantes serían los siguientes:

  1. Respetar la dignidad, la libertad, la autonomía y la intimidad de la persona sujeto de evaluación.

  2. Cumplir con la obligación y el deber de informar a la persona evaluada.

  3. Mantener la confidencialidad y el secreto profesional.

  4. Solicitar el consentimiento informado, cuando sea necesario.

  5. Proteger y asegurar la documentación relativa al caso.

 

  1. ATENCIONES A LA HORA DE REDACTAR LOS INFORMES.

A continuación, daremos unas pautas para tener en cuenta a la hora de redactar un informe, sobre todo aquello que deberemos evitar, o mejorar a lo largo de nuestra experiencia profesional:

  • Textos largos y prolijos, alejados del mensaje que se quiere transmitir.

  • Lenguaje demasiado técnico.

  • Errores de interpretación al identificar un resultado bajo, con una patología concreta.

  • Utilizar descriptores poco consistentes, que lleven a errores de interpretación por parte del lector.

  • Las recomendaciones deben ser personalizadas en la medida de lo posible, evitando generalizar.

  • No hay que redactar unas conclusiones alejadas del objetivo del informe.

 

BIBLIOGRAFÍA:

Gran parte del documento está extraído del libro:

  • Del Barrio, A. (2018). El informe neurospicológico. Editorial Síntesis (Biblioteca de Neuropsicología), Madrid.

Otros:

  • Tallent, N. (1993). Psychological report writing. Englewood Cliffs:Prince Hall.

  • Tiparu Ustarroz, J. (2007). La evaluación neuropsicológica. Psychosocial Intervention, 189-211.


Documento: